Las Torsiones

Martes, 19 Agosto   

Estas se recomiendan de forma especial porque, a diferencia de las flexiones, no suelen constituir movimientos habituales de la vida cotidiana.

Una primera serie de torsiones consiste en separar las piernas ligeramente y girar la cintura lo máximo posible hacia la derecha y luego hacia la izquierda, veinte veces con las manos sobre las caderas, otras veinte con las manos en la nuca y, otras tantas veces con los brazos en cruz.

Una segunda serie de torsiones implica poner las piernas separadas, las rodillas rectas y los brazos en forma de cruz, inspirar profundamente y realizar una flexión hacia abajo acompañadas de una torsión hacia la izquierda, hasta asir el tobillo derecho con la mano izquierda y dar cinco tirones al tobillo, terminando a la vez con la espiración.

Repetir dos veces más el ejercicio de este lado y, a continuación, hacerlo tres veces en sentido inverso, de manera que la mano derecha coja el tobillo izquierdo.